Saltar al contenido

Picos de Europa y Potes con perro

Día 4: Picos de Europa – Potes

Salimos sobre las 10:00, para llegar a los Picos de Europa marcamos en el navegador Fuente De, con la idea de subir al teleférico. El viaje es de 1 hora y 40 minutos, cuando se acaba la autovía, comienza la carretera con curvas, no es recomendable para perros que se marean con mucha facilidad, a pesar de que nuestros pekes lo soportan bastante bien, acabaron un poco agobiados.

Villa Pilar a Fuente De

Hay 2 parking, uno está situado enfrente del teleférico y otro un poco más abajo. Aparcamos en parking de abajo porque el de arriba era muy pequeño y estaba lleno.

Desde abajo hicimos fotos con los pekes y los picos de Europa. Hablamos con el personal del teleférico a ver si podíamos subir con los pekes, le comentamos que los llevaríamos dentro de la mochila con la cabeza fuera, pero nos dijeron que no. Así que como no había cola, subí yo y David se quedó dando un paseo a los pekes. La entrada costó ida y vuelta 17€. Tardé poco ya que al minuto de subir y hacer un par de fotos, empezó a soplar un fuerte viento y a llover.

Potes

Luego de camino de vuelta paramos en Potes. Tiene un gran patrimonio arquitectónico tanto religioso, popular y civil.

Aparcamos en un parking gratuito justo en la parte de atrás de la Iglesia de San Vicente, y fuimos a comer al Cenador del Capitán, que son dog-friendly.

El restaurante nos sorprendió, tiene una decoración rústica y unas buenas vistas al río y al puente. La calidad-precio es bueno, los 2 nos costo 35€, tiene para elegir tanto menú como a la carta. Pedimos el típico cocido Lebaniego de Potes, también probamos el lechazo, que la carne estaba muy tierna, y por ultimo pedimos el postre Canónigo, todo típico de la zona. Lo recomendamos 100%.

Después de la comilona, nos fuimos a pasear por la zona vieja de Potes, la mejor forma de visitarla es perderse entre sus calles y ver sus casonas populares típicas de la zona, con sus calles empedradas, todo muy bonito. Justo al lado del restaurante pasamos en frente de la Torre del Infantado, fue construida  por el marqués de Santillana en el siglo XV. También visitamos el puente San Cayetano y el puente de la Cárcel, construidos sobre el río Quiviesa que cruza la villa.

Al acabar el paseo fuimos donde estaba el coche, donde la Iglesia de San Vicente…. y justo al lado esta la oficina de Turismo y la Antigua Iglesia de San Vicente.

Por lo que después de un largo día, nos fuimos al Hospedaje, y como no, nos encontramos con una «sorpresa» en el camino de vuelta y de lo que seria nuestro acompañante el resto de los días en Cantabria: la lluvia.

Itinerario Viaje Cantabria en 7 días.

Día 1: BARCELONA – SANTILLANA DE MAR

Día 2: CASTRO URDIALES – LAREDO – SANTOÑA

Día 3 COMILLAS – SAN VICENTE DE LA BARQUERA – SUANCES

Día 4: PICOS DE EUROPA – POTES

Día 5: BARCENA MAYOR – MUSEO ALTAMIRA

Día 6: SANTANDER – SANTILLANA DE MAR

Día 7: El SOPLAO – AVRIL EN LA RÍA

NUESTRO ALOJAMIENTO EN SANTILLANA DE MAR – HOSPEDAJE VILLA PILAR